Decoración nórdica

¿Qué es la decoración estilo Hygge?

«Hygge», probablemente has escuchado esa palabra tan cool últimamente. Si aún no lo has hecho, no te preocupes, está bien, pero que sepas que no pararás de ver la palabra “hygge” en todas sus formas durante un tiempo. Es la palabra de moda del momento donde ha conquistado las librerías, la prensa y los medios de comunicación.

Este articulo lo he creado con verdadera ilusión y con mucha conciencia de lo que dista mucho de la verdadera importancia del sentido de la verdadera felicidad en las pequeñas cosas, a lo que realmente por mucho que nos esforzamos siempre nos quedamos con ese sinsabor de sí realmente las estamos disfrutando como se debiera.

Así que vamos allá! Vamos a destripar el arte y la filosofía de vida de lo que procesa esta palabra tan divertida que sinceramente ya solo de leerla genera ese buen rollo sin saber exactamente lo que significa. Verás a continuación por que te lo digo.


Dinamarca lidera los países más felices del mundo, y eso se debe a que su gente, que solo trabaja 32,5 horas a la semana, tienen tiempo para acurrucarse, entretenerse con sus amigos y pulir sus interiores. ver la serie Vikingos, deleitarse con sus tan deliciosos Smørrebrød con amigos, son los verdaderos pasatiempos nacionales.

Pero volviendo a Hygge… ¿Qué es?


Meik Viking, creador del libro Hygge: La felicidad en las pequeñas cosas y director ejecutivo del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague, investigador asociado por Dinamarca en la Base de Datos Mundial de la Felicidad y miembro fundador de la Red Latinoamericana de Políticas de Bienestar y Calidad de Vida.

Este libro nos evoca a las nociones de comodidad, convivencia y bienestar profundo. se centra, de manera breve y concisa, en un aspecto determinado del hygge: la luz, la ropa, la comida y la bebida, el hogar.

Así como escoger la luz adecuada y planear una cena festiva hasta crear un kit de emergencia hygge.

Este inspirador libro, lleno de útiles consejos e ideas, DIY, recetas de cocina e incluso datos estadísticos, te enseñara como ser mas hygge y descubrir así, el secreto para ser mas feliz.


hygge

Es una atmósfera, una atmósfera real, explica Meik Wiking. Es aprovecharse de tus seres queridos para pasar tiempo con ellos, con esa sensación de sentirse como en casa, a salvo. » 

El estilo hygge es lo que experimentas cuando te deleitas en tu sofá, frente a un fuego de leña, unos calcetines cómodos para los pies, envueltos en una manta suave mientras miras por la ventana los relámpagos de una gran tormenta. 

Es la felicidad que experimentas cuando compartes una conversación y una deliciosa comida con tus seres queridos alrededor de una mesa adornada con velas. Es el calor de los primeros rayos del sol en tu rostro en un día de cielo azul.


hygge

¿De dónde viene Hygge?

La palabra se remonta a principios del siglo XIX, cuando Dinamarca y Noruega eran un solo país. Deriva de un término noruego que significa «bienestar». El concepto, omnipresente en las conversaciones de los daneses, viene en todas las salsas: hyggelig (el adjetivo), hyggekrog (el rincón acogedor donde pasar un momento de hygge ), hyggebukser (los pantalones cómodos que solo usas en casa).

Los daneses creen que el Hygge está en todas partes en la sociedad danesa, de una manera muy discreta. Cuando entras en una habitación cálida con alguien que no conoces, dices que es hyggelig

Esta noción de comodidad, bienestar, simpatía no se limita solo a Dinamarca, sino que concierne a todos los países ubicados en el norte del hemisferio sometidos a largos inviernos duros y sin luz. Es un remedio para la melancolía, una forma de luchar contra el invierno.

Tiene que ver con el espacio que adquiere un aspecto diferente al nuestro; porque en Dinamarca el invierno es frío, oscuro y hay que crear un interior cálido. Todo esto contribuye a un cierto romanticismo danés.


Noruega – Ciencias Ambientales

¿Qué pasa con nosotros en todo esto?

No hay una palabra para expresar la noción de hygge. Usamos palabras y expresiones derivadas del inglés: cocooningslow life

Pero… ¿tenemos algo que envidiar al estilo de vida Hygge? Bueno, quizás si…

Aunque nosotros tengamos también nuestro propio arte de vivir que nada, tiene que envidiar a los escandinavos : ir al mercado, preparar la comida, entretener a los amigos y seguir hablando de «comida», pasear en nuestras magníficas campañas, juntarnos con nuestra familia, cuidar de nuestro hogar y así sucesivamente. 

Tenemos todo eso; la diferencia se trata del tiempo, necesitar más tiempo en el que por nuestro día a día de excesivas jornadas de trabajo, no nos deja margen para disfrutarlo tanto como deseamos y eso no es muy «hygge«. 

Sin duda somos más complicados, por lo que en esto quizás podamos inspirarnos en los daneses, dejándonos ir. Para ellos es muy importante esta filosofía, se trata de estar en contacto con los demás y con uno mismo, es un tiempo dedicado a la benevolencia. También es una disciplina; no presumir de sus hazañas y no pasar la noche con el teléfono móvil.


Hygge también es una base sólida para el bienestar, por lo que puede convivir con la alegría pero también con la tristeza y esta ultima parte es mucho más normal que a ellos le suceda debido a la escasez de luz solar que como todos bien sabemos es tan necesario por la influencia en el estado físico y anímico de los seres humanos; y para ellos la noche comienza a aparecer a las 3 de la tarde.


Noruega Reino de la Luz

Se dice que el sol nos hace más felices. La luz solar provoca la liberación de un semioquímico conocido como serotonina que estimula la circulación sanguínea y refuerza el sistema inmunológico. El resultado es que simplemente nos sentimos mejor.

Por supuesto, las estadísticas son claras: los daneses son indudablemente las personas más realizadas del mundo, según cifras del Informe Mundial sobre la Felicidad. 

Pero, ¿la prosperidad de este modelo sería soluble en velas perfumadas, aromaterapia y el método Coué? 

El hygge es una forma de bonificación, una guinda del pastel en una sociedad protestante libre, sin tabúes y donde la confianza entre los ciudadanos es fuerte evidentemente este ambiente reconfortante no sustituye a un imprescindible político social.

Mandamientos Hygge

SIÉNTETE CÓMODA/O, RELÁJATE Y SIENTETE RECONFORTANTE

· No te preocupes y tómate un descanso. Aprovecha el momento presente; (y sobre todo corta ese teléfono, olvídate de tus correos electrónicos y tus redes sociales)

EVITA LAS LUCES FUERTES Y LAS LUCES DEL TECHO

· De hecho, apaga las luces y disfruta de la luz de las velas. Enciende un fuego.

CUIDA DE TUS RELACIONES Y PASA TIEMPO CON TUS SERES QUERIDOS

· No le des mil vueltas a los problemas, simplemente relájate.

PERMÍTETE DISFRUTAR DE LA COMIDA

· De vez en cuando olvida los principios de la buena salud. Déjate seducir por los buenos platos y los buenos pasteles.

CARPE DIEM 

· Vive cada día, y cada café, como si fuera el último. Solo tenemos una vida.

Hygge en el lado decorativo

Como habrás comprendido, el concepto hygge no es solo un par de calcetines de lana junto a la chimenea, cómodamente instalados en un mullido sofá en medio de cojines, iluminados por velas.

El hygge  no es algo estacional. No se detiene en verano para reanudarse con la primera helada. Es mucho más que eso. Es un arte de vivir.

Entonces… ¿Cuál es el verdadero estilo de decoración Hygge?

Sin duda habría mucho que decir sobre la decoración escandinava en general. 

Así que comenzaré por hablaré de las generales:

VELAS

¡Los daneses consumen 6 kg al año y por habitante! Ya sea para iluminar la mesa, recargar pilas en un buen baño caliente, o para perfumar el salón, son imprescindibles en todas las estancias de la casa.



MANTAS

Calientan el ambiente, ya sea en lino, lana o en punto XXL. 



COJINES

Para multiplicar en el sofá, sillones y por supuesto en el dormitorio. Para acurrucarse y relajarse.



CERÁMICA

Este tipo de vajilla en la que suelen presentar su gravlax y smørrebrød, pero también para beber un té reconfortante. Porque la taza de té humeante es totalmente hygge.



SÁBANAS DE LINO

Agradables en verano e invierno, las sábanas de lino son atractivas. Cuanto más los laves, más suaves quedan, y con la moda de la ropa arrugada, ¡ya no necesitas plancharlos!



LA SIMPLICIDAD

¡Menos es más! Un interior que ahorra espacio y muebles de líneas limpias son característicos del estilo danés. Eliminamos el exceso, privilegiamos los armarios empotrados y optamos por un suelo ligero.



MATERIAS PRIMAS

La naturaleza es muy importante, la invitamos a entrar a través de piezas de madera u orgánicas que nos reconectan con la tierra.



COLORES EN POLVO

Los daneses prefieren los tonos monocromáticos y neutros como el nude y los pasteles. De este modo crean una armonía de suavidad.



ILUMINACIÓN TAMIZADA

Favorecemos la luz indirecta para un ambiente acogedor. Colocamos apliques en las paredes, lámparas de racimo o pequeños modelos de lámparas de sobremesa. No se nos puede olvidar también las pequeñas guirnaldas; luces que aportan un toque de luz sin exagerar.



PIELES

Para calentar el ambiente, las pieles de animales sintéticas son bienvenidas.



RECUERDOS

Nos rodeamos de elementos que nos recuerdan los buenos tiempos: el armario de la abuela, piezas de diseño vintage o fotos de vacaciones.


¡Seamos zen! ¡Seamos higgie!

Es y será siempre un placer leerte!
A lot of kisses!!

 796 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Goghdèco

Si piensas que la decoración de tu hogar está incompleta y le falta orden y personalidad, has llegado al lugar adecuado.

Puede que también te guste...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies