Healthy

Sopa fría de tomates asados

El clima es perfecto para traerte una nueva receta de sopa fría de tomates asados similar al gazpacho.

Ahora que nos encontramos con unas altas temperaturas en España he decidido crear esta receta para refrescarnos un poquito.



El tomate es una fuente importante de vitamina C y de carotenoides de los cuales el principal es el licopeno, que es el que le da el color rojo tan característico al tomate. Esto le confiere un alto poder antioxidante que ayuda a prevenir el estrés oxidativo y el envejecimiento celular. Para aprovechar al máximo el efecto de las sustancias antioxidantes es importante que provengan de la dieta y no a través de suplementos.

En esta  época de calor debemos proveernos de alimentos muy ricos en agua que nos ayudan a mantenernos bien hidratados. Y este es el caso del tomate en cuya composición contiene aproximadamente un 93% de agua.

Confieso que yo no puedo vivir sin el tomate, esta presente en innumerables recetas de mi día a día en cualquier plato. Y esta receta de sopa fría de tomates asados es una de las que más me encanta.


Vamos allá!


Receta para 4 vasos

  • 4 manojos de tomates cherry (unos 40 tomates pequeños) o 6 tomates medianos
  • 1 pimiento rojo
  • 1/2 pepino pelado y sin semillas
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 75 g de almendras blancas o piñones
  • 2 puñados de hojas de pino albahaca
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de arroz o vinagre de sidra
  • 300 ml de agua
  1. Precalentamos el horno a 180 ° C.
    Lavamos los tomates cherry, los pimientos y los secamos. Cortamos el pimiento por la mitad, dejamos los tomates cherry como están, para los tomates clásicos, los cortamos por la mitad.
    Colocamos todo en una fuente para horno. Vertimos 1 cucharada de aceite de oliva, mezclamos bien y horneamos durante unos 30 a 40 minutos.
  2. Pelamos y picamos el pepino, la cebolla, el ajo y los trituramos bien.
  3. Agregamos todos los ingredientes restantes a la licuadora: almendras blancas o piñones, hojas de albahaca, arroz o vinagre de sidra, agua y mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Agregamos el agua si se quiere un gazpacho más líquido, agregamos la sal y pimienta. Reservamos en la nevera.
  5. Lo servimos frío en vasos, agregamos las semillas germinadas, pipas de girasol y por qué no un poco de queso fresco de cabra o queso feta e incluso un toque de tabasco para quienes les encante más picante.

Et voilá!

Ya tendríamos nuestra sopa fría de tomates asados lista para degustar.



Es y siempre será un placer leerte!
A lot of kisses!! 🎈

 477 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Goghdèco

Si piensas que la decoración de tu hogar está incompleta y le falta orden y personalidad, has llegado al lugar adecuado.

Puede que también te guste...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies